Levantá 2015 - Gadira

Vuelve la calma a las aguas

El sonido ensordecedor de las aletas de los atunes rompiendo el océano, salpicando de espuma el alba, ya no suena en las mañanas gaditanas. Los pescadores se afanan en levantar anclas y recoger el laberinto de redes, que ayer encarcelaban cientos de atunes y hoy se mecen suaves al ritmo de las mareas del Atlántico. Los atunes continúan viaje hacia las aguas más cálidas del Mediterráneo, con el único propósito de aparearse y perpetuar la especie.

Atrás quedan las “Levantás” singular combate donde los atunes son capturados por una decena de pescadores que, con esfuerzo, levantan redes, empujando a los atunes fuera del agua. Atrás queda, también, la prisa y la premura en el despiece. Las manos expertas arrastran enormes cuchillos sobre la espina de los túnidos, provocando el característico sonido gutural y ronco que da nombre a este arte, “el Ronqueo”. La sabiduría, de miles de años de pesca del atún, se aúnan con las tecnologías más innovadoras y en cuestión de horas, este exquisito manjar es despiezado y conservado a temperaturas gélidas, que asegurarán su calidad, textura y sabor, durante largo tiempo, permitiéndonos disfrutar de él en nuestras mesas, durante todo el año.

En los rincones de la lonja se escuchan los murmullos de los marineros, – este año ha sido una gran campaña, los atunes venían gordos -, signo inconfundible del buen estado del atún rojo salvaje, y de que el arte de la almadraba es sostenible y respetuoso con la especie.

Ahora queda disfrutar de los frutos del trabajo y el esfuerzo de tantos hombres, y de estos espléndidos animales, que se sacrifican para darnos sustento y placer al paladar. Miles de atunes ultracongelados se distribuirán por 5 continentes, lugares tan distantes como Japón o Estados Unidos presumirán de los platos más sabrosos, más exquisitos, elaborados con nuestro atún, el de aquí, el de Cádiz. Pero nuestras cocinas no se quedan mudas, desde grandes restaurantes hasta pequeñas cocinas particulares, sacan partido a esta delicia del mar, en recetas con más de mil años de historia, o en novedosas fusiones, pero siempre con el Atún Rojo Salvaje de Almadraba como protagonista.

Desde Gadira, te ofrecemos el atún de mejor calidad, el Atún Rojo Salvaje de Almadraba, en exclusiva y de la manera más sencilla, directo de nuestras naves de conservación a tu cocina, ultracongelado a -60ºC, durante todo el año  productos Gadira.

 

Fotos: Francisco Rosso



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar